viernes, 2 de febrero de 2007

Adentro, días 8, 9, 10 y 11

No he olvidado escribir y mucho menos capturar estas notas que son parte importante del porceso.

Lo que sucede es que escribir es una tarea personal e intima hasta el momento que se publica, como tal es imposible separarse de uno mismo.

Es decir, siempre dejas algo de ti en lo que escribes, algo de lo que has vivido y principalemte estas viviendo. Es un vehículo de expresión de catársis y si, de proyección, al menos para mi.

Lo que estoy vivendo a nivel personal en este momento, se contrapone a lo que quiero expresar en el guión, a fin de cuentas es un productro que debe cumplir con ciertos objetivos.

No quiero que gire en ese sentido, desde el inicio mis reglas fueron claras tanto en el contenido como en el tratamiento, y mi vida personal no puede interferir ahora, es una lucha interna.

Lo importante aqui es justo esa catársis, pero haciendo lo totalmente opuesto a lo que siento, escribir algo que me motive y me ayude a superar la vida diaria.

No muerte si no vida, de eso se trata el arte y de eso se trata esta película.

2 comentarios:

Silencio V4 dijo...

Al final, eso es más honesto. Los pedazos de vida dejados en la obra, los pedazos de experiencias, no se puede crear sin sacar algo, ayer el poeta Eduardo Hurtado citaba a alguien y decía, finalmente todos los personajes de los sueños es uno mismo, así cada personaje es el reflejo de alguien más en uno mismo.

Cerber dijo...

Es sobre la vida y sobre los sueños.

eso es el arte más honesto que puedo intentar hacer.

Dejar que la razón se pudra y los suños perduren.