miércoles, 12 de septiembre de 2007

No encontré una nueva forma de decirlo.

Quise hacer algo nuevo y no supe cómo.

Quise encontrar alguien nuevo y no hallé a quién.

Quise decir algo nuevo y no encontré la forma.


Sólo la ruta a casa fue distinta, siempre distinta.

Ahora diferente, ahora complicada, distinta, siempre disntinta.

Siempre distinta, siempre termina en casa.


Quise que la ruta a casa fuera siempre igual y no supe cómo.

Quise que la ruta a casa fuera en compañía y no hallé con quién.

Quise que la ruta a casa terminara en un lugar distinto...

3 comentarios:

Sherezada dijo...

cuando masa deseamos las cosas a veces no llegan... ya vendra algo que cambie el rumbo a todo

Saludos desde las estrellas

Silencio dijo...

masa deseamos?

Yol, no se proyecte.

Macolia dijo...

Que ganas dan a veces de ser una tercera persona, verdad?