jueves, 15 de febrero de 2007

Mirarte

En qué piensas durante esas largas caminatas?

En la lejanía vislumbro tu silueta y espero que también adivines mis pensamientos.


Casi puedo escuchar el roce de la tela de tu ropa contra la piel de tus muslos, el singular ritmo de tus pasos y tu respirar acompasado.

No puedo dejar de mirarte.

Lo que no pueden mis manos lo alcanzan mis ojos impedidos a parpadear.

Donde mis ojos no llegan esta mi pensamiento que reconoce tu cuerpo y sus formas, su temperatura y su tacto.

No puedo dejar de mirarte, no puedo dejar de pensarte, no quiero dejar de tocarte.

Mirarte.

4 comentarios:

Silencio V4 dijo...

Que se piensa en esas largas caminatas
que se toman por arrullos ante el interminable bombeo de recuerdos

No puedo adivinar, cuando la mirada parte el cielo en pedazos, no puedo controlar el camino desgastado, herrumbrado, solo puedo simular que el corazón sigue acompasado.

Y cuando carne se hace piel, se siente, el fuego de las manos, el fuego que no quema, el fuego que no es destrucción.
Eso amarra y por eso se quiere morder y por eso se quiere tener. Y un abrazo es más una declaración de estadía antes que una costumbre cuando fuego, ese que calienta, debe ser sustituido por una cobija.

Uh que chido, lo que has puesto, bueno algún día espero alguien pueda escuchar el roce de mi ropa.

Saludos

YO SOY EL QUE YO SOY dijo...

¡Mucho gusto!

Yo tengo unos pantalones con los que se puede escuchar el roce de mi ropa como si fuera rollizo.

Cerber dijo...

Silencio √4:

No pues chido lo que has puesto tu, un poco inquietante la carne que se hace piel y el fuego creador.

En un lenguaje de la piel donde las palabras son actos que se dicen con roces, con caricias, con apretones y con golpes los abrazos son la expresión más sublime de cualquiera que sea el sentimiento.

Gracias una vez más y saludos como siempre

yosoyelque soy

Gracias por el comentario y por la conversación.

Yo por mi parte tengounos tenis que hacen un sonido muy curioso como si platicaran entre ellos cuando camino.

Mucho gusto también.

Yol dijo...

Caray, lo que una mirada puede llegar a hacer

Que piensas en esa largas caminatas mientras te paseas a la lejanía de mis ojos, ¿sabras que erizas mi piel cuanto tu imagen habita en mis ojos?

Se em ocurrio de pronto, jeje Saludos y abrazos estrellados