jueves, 29 de marzo de 2007

Sobre como sobrevivir (ya no se diga vivir) en la Ciudad de Mexico en la era del calentamiento global.

En la Ciudad de México, no hay muro de Berlín que divida a los socialistas de los capitalistas (para eso tenemos camionetotas blindadas y guaruras), tampoco tenemos movida madrileña (nadie tiene los huevos de Almodovar o de los travestis kitch madrepatrieros), no hay Meneque en pis (hay borrachos orinando en el metro), pero lo que si tenemos y que nos distingue de cualquier ciudad cosmopolita del mundo, es un total, absoluto, constante y generalizado cáos.

Así es, la doble "C", Ciudad del Cáos, no del pecado, no del sexo, no de la perdición, no del juego, en eso ya se coronó Las Vegas, si no del Cáos.

Como siempre lo he dicho, esta ciudad no funciona ni se entiende sin el cáos, y por eso la razón de ser de este breve, pero espero que útil y necesario manual de supervivencia para la Ciudad de México en la era del calentamiento global (ya de perdida espero que séa divertido).

Una última aclaración va respecto al clima (por eso lo del calentamiento global) el caós en la ciudad está directamente relacionado con el clima independientemente de cual séa este, o como diria mi padre; si hace sol no atontámos pero si llueve nos apendejámos.

1. No importa cual séa la estación del año, el clima predominante o las probabilidades, nunca, nunca, nunca salgas a la calle sin un paraguas y un suéter, sudadera, chamarra o similares.

2.En la ciudad el claxón de un auto no sirve para dar una alerta, es un sofisticado aditamento de comunicación interautomóviles que ha ayudado a desarrollar un complejo lenguaje, por ejemplo un sonido corto acompañado por uno largo significa "MUEVETE IDIOTA QUE NO VES QUE YA ESTÁ EL SIGA, QUE LA VUELTA ES CONTINUA A LA DERECHA Y VOY A LLEGAR TARDE PORQUE NO ME LEVANTE A TIEMPO", así que si vas por la calle y un fuerte sonido te asusta o molesta, relájate, se trata del profundisimo concierto para claxón de automoviles en fa sin orquesta Allegro Non Molto.

3. Las reglas de la probabilidad, la estadística, y la física no aplican en la Ciudad de México, las leyes preponderantes son las del más fuerte, el mas valiente, el más aventado, el más descarado y el más valemadres, por ejemplo la lógica dicta que la distancia más corta entre dos puntos es una línea recta, pues en la ciudad la ruta más corta es la más complicada y mientras más mejor, pero sin abusar de camiones y taxis para ellos no aplica ninguna ley en absoluto ni las de Murfie, ellos por lo general se sienten los más fuertes, valientes, aventados, descarados y valemadres, por lo que han decalrado sus propias rutas que de seguro serán las más, rápidas porque son las más complicadas.

4. Además del claxón existen otras complicadas señales de comunicación, asociadas a los autos, las personas, los animales y los policias (que bien entran en las últimas dos categorías, dependiendo de la capacidad que tengan para rascarse las pulgas), a continuación enumero algunos casos.
a) Encender las direccionales significa: quiero mantener mi carril, por favor acelera
b) Las luces de stop significan: queiro verte más de cerca por favor no frenes hasta que sea casi inminente un choque con mi defensa trasera
c) Si vas a pie y te detienes en la esquina,significa que estás contemplando el panorama, nadie va a suponer que vas a pasar (cruzar una avenida implica aplicar la ley del más valeinte)
d) La Internet es un juego de niños poco complicado comparado con la intrincada red de comunicación que significan una serie de chiflidos y sorbidos acompañados de gritos de apodos sin sentido (hay que hacer caso omiso ya que pocos pueden entender ese complicaddo lenguaje)
e) Los policias tiene sus propios códigos de lenguaje casi imposibles de desentrañar, pero aquí me he dado a la tarea de esclarecer algunos casos como el famosisimo oríllese (si a la orilla, donde más), eso significa detenga el vehículo automotor aparcándolo en una zona segura donde pueda leventarle una infracción que seguno no cometió. Voy a levantarle una infracción también es un código y significa caígase con una lana, no queiro perjudicarlo significa caígase con una lana, cómo no arreglamos significa caígase con una lana, va a tener que acompañarme significa caígase con una lana y la más compleja de todas es caígase con una lana.
f) Los animales también han desearrollado un lenguaje como las palomas de las que sólo hay que entender una cosa, no vuelan, no emigran, no duermen sólo cagan y comen. Por su parte los perros son un caso, ellos tiene la importante labor de mantener seguras las calles de... de.., pues no se, pero si se juntan más de dos (no importando razas y tamaños) y comienzan a ladrar y pelar los dientes, es seguro que no pasarás.
g) Los gatos generalmete se sienten los más fuertes, valientes, aventados, descarados y valemadres. Por los felinos no hay problema.

5. Una vez resueltos los problemas de comunicación, deberiamos adentrarnos en el punto del entretenimiento, hay que entender una cosa cuando se va la cine, el cine no cuesta $50, no, el precio real es de por lo menos $200, el plan austero incluye refreco y palomitas que son $90 pesos más del boleto ya eso habría que aumentarle el costo del estacionamiento. Ya que estamos en el cine hay que tener mucha saliva para hacer el famosisimo SHHHHH y así poder controlar a las masas parlantes que interrumpen constantemente la película con murmullos, llantos de adultos, berridos de bebés, chismes sin sentido ni razón de ser, llamadas a celular, comentarios al margen de la película, conotaciones de sorpresa, espanto, emoción y demás sentimientos y por sobre todo el ruido de las bolsas de papel celofán que por cierto no se venden en el cine.

6. El teatro también es especial si una obra implica en su título palabras como Baño, fiesta, amor, la obra en cuestión es una comedia (por ponerla en un género) pornográfica gay, y si sale Adal Ramones no es una obra de teatro es un talk show en vivo, ni que el susodicho haya estudiado actuación en la Royal Shakespeare Academy. Las acomodadoras creen que eres lo suficientemente idiota para no encontrar un lugar entre filas ordenadas por letras y asientos numerados y creen que por esa razón merecen una propina además de su sueldo, pues no las contradigas o recibiras miradas incrimitarioas de las mencionadas empleadas del teatro cada vez que vayas al baño sin olvidar a los asistentes a tu alrrededor.

7. Museos, galerías y exposiciones no siguen ninguna lógica ni criterio internacionalmente establecido como el de ver una exposición comenzando por el lado derecho, o que tengan fichas con información o sencillamente se trate de arte.

8. Los centros comerciales pueden servir para todo menos para ser centro y comercial, no hay ninguno céntrinco y casi nadie va a comprar, la gente por lo general acude a caminar sin sentido de un lado al otro estorbando a la poca gente que tiene que comer, reunirse con alguien o comprar.

9. El centro geográfico, histórico y político de la ciudad es lo menos centrico, está lejos de todo y es lo menos accesible de la ciudad, en el caso de que algún iluso pretenda llegar en auto, no encontrará donde estacionarlo, ni por donde llegar, si se llegar a pie se corre el peligro de ser atropellado, quedar atrapado en alguna marcha o entre un interminable entramado de puestos ambulantes en los que ni los cacahuates japoneses son legales.

10. Por cierto la ciudad de México puede no tener subuirbios pero es el único lugar del mundo en el que tampoco hay afueras y a ciencia cierta nadie sabe hasta donde abarca el área metropolitana.

Hablar del metro es todo un tratado sociopolítico, antrpológico, cultural y ancestral que me llevaría un ensayo completo.

El cáos es un estado de ánimo que nada tiene que ver con teorías matemáticas, ese estado de ánimo es vital para la supervivencia y entendimiento en esta ciudad, que a pesar de todo es increible para habitar.





Nota:

A petición popular escribo esta modesta nota y pido una disculpa por no haber podido hacerlo antes, lo que pasa es que la vida está llena de ofertas y uno tiene que hacerlas irresistibles, o si no nos volveriamos neuróticos, mirentras mi misión es canalizar esa neurósis en sana compulsión obsesión por las compras.

4 comentarios:

Yol dijo...

Es bueno tu regreso ya te extrañaba caray, me hiciste reír y reflexionar sobre la vida en esta ciudad, y mira que yo vivo en donde se suponía que terminaba el área metropolitana (famosa zona de curvas del reporte víal sobre la autopista Méx-Qro)

Pero da la casualidad que no solo la expropiación de los ejidos cercanos nos vino a complicar la existencia, ahora la subzona estilo santa fe con su mall de outlet nos va a terminar de dar al traste. Temo que si me agarran de buenas me llevan a provincia y sepa que con todo y su caos,(+ viajar en micro y/o metro) me encanta caminar por la ciudad a solas con todo y sus desmadres

Saludos, besos y abrazos desde las estrellas desveladas

Eduardo El Terrible dijo...

Yo por eso decidí dejar de salir.

Y bueno ya tengo tantas películas acumuladas en la casa que las veré todas hasta desfallecer.

Me apañó la bancarrota, hasta garrafon de agua compraré en lugar de los típicos jugos de manzana.

Saludos Don Cerber.

Eduardo El Terrible dijo...

Además ahora meditandolo existen mil justificaciones, desde, me vale gorro y me paso el alto, hasta el, bueno si aquí hasta el presi"n"dente rompe las leyes porque no. Ahora que escuchaba algo de Sartre en esa cosa del CNA que decía algo sobre, los buenos odian a los malos básicamente porque ellos no tienen pantalones para ser malo, no, no lo creo, creo más bien que todos tenemos una tendencia a la corrupción y en esta maravillora y terrible ciudad no más no hay forma de escaparse a eso. Si, tal vez huyendo, pero de mis varias huidas concluí bajando del autobus, avios, burrito, que será dificil que pueda dejar esta ciudad, así no más.

Abrazos de nuevo mr.

Yol dijo...

a donde se ha metido usted, bueno supongo que de vacaciones como todo el mundo, espeor tenga un excelente regreso y un buen inicio de semana

Abrazos estrellados

pd. ¿hay forma de contactarlo por mail? si es así dejeme un mensaje en mi blog se lo agradeceré