domingo, 5 de julio de 2009

30

ELLA SE LE ACERCÓ A LA MESA, –disculpe pero quiero comentare algo, se que no me conoce, pero anoche soñé con usted, –¿Y fue un sueño agradable? –preguntó el, –pues le parecerá extraño, pero en ese sueño estábamos en este mismo local, –déjeme adivinar ¿En ese sueño me le acercaba diciéndole que soñé con usted?, –¿Es eso posible?, –tal vez nosotros sólo existimos en nuestros sueños, ese viaje con el que soñamos sólo podremos hacerlo en sueños, –nuestro viaje es sólo un sueño, –repitió ella confundida, –Si sólo existimos en nuestros sueños entonces ¿Qué pasará cuando despertemos?, –Sólo se que no quiero despertar, –dijo él, –quiero hacer ese viaje contigo, quiero vivir soñando y soñar contigo, –entonces ella tuvo una idea, –tarde o temprano tendremos que despertar, te propongo encontrarnos el día de mañana al medio día en este mismo lugar, –¿Qué sucederá si nos encontramos?, –entonces tendremos que viajar.

3 comentarios:

Ablehe dijo...

Conmovedor...tanto hasta la lágrima...

Sr No quiero dijo...

ash.. yo nunca me encuentro a nadie..ash ni muchomenos en sueños.. yo solo sueño con dinosaurios y ponis color dorado..ashhh..

Anónimo dijo...

Quizás no busca donde debe...quizás